#JBMAMÁ

RELATOS DE UNA “DULCE” ESPERA…

contacto@josefabohemia.com por Josefa Bohemia
Es tan “Dulce” la espera, como nos hicieron creer? Me encuentro con que  “abandoné” el blog, en la semana 39 de embarazo de Carlotita.  Les confieso que hace tiempo quería volver a escribir, incluso antes del mes de Carlota. Asi estamos, no es que no haya querido, es que no he podido! Fueron varios intentos fallidos, el primer mes, el segundo mes, para el día de la madre… quería subir estas palabras pero bueno, asi me fui dando cuenta que el Día de la Madre, son todos los días, que realmente la prioridad la tienen ellos, nuestros hijos, y qué más da? Si se derrumba el mundo al costado, mientras ellos estén bien, nada malo puede pasar.
 

Realmente sigo sin “caer” en este verdadero milagro que fue el nacimiento de Baby Carlota. Tanto la soñé (si, mis seres queridos ya saben que desde que me enamoré de Mr. Hubby, no hacia otra cosa más que imaginarme como sería mi beba, y que por supuesto se iba a llamar Carlota…) la imaginé, la pensé tanto, que creo que ese deseo tan inmenso fue el que me hizo dar cuenta desde el día uno, hace exactamente un año que estaba esperando una niña… que la estábamos esperando a Carlota.
 
 
Las últimas semanas de embarazo se hicieron verdaderamente interminables, aprovecho a disculparme públicamente del mal humor que tenia sobretodo en la semana 40… sí encima quién me manda a cumplir años ahí? Todo el mundo me llamaba y me decía frases del estilo: “Vas a explotar” (nada más inoportuno para decirle a una futura mamá que esta en la semana 40!!!!); “Va a salir con 15 años”; “No quiere salir más”; hiciste tal cosa? Hiciste tal otra? Qué no hice!!!!! Hasta el cura de la misa de los domingos, cuando voy a comulgar, me dice: “Para cuándo tenes fecha?” y le respondo: “Hace 3 días… se paso de la fecha”, “Uh, va a estallar la bomba en cualquier momento, entonces” me respondió.- En fin!!!!! No tengo palabras, en ese momento ni las misas lograban calmar mi ansiedad, Gracias a Dios, Mr. Hubby tuvo una paciencia estoica; Mamá se portó de maravillas, y eso que la pelee bastante, Papá como siempre, fiel compañero dándome aliento y qué decir de mis hermanos, ángeles protectores, siempre al lado mío.  Hice de todo, subi escaleras, camine todo Buenos Aires, mucho baño caliente sumergida, con esencias de lavanda relajantes; mucha gimnasia y relajación con Vicky Seguí, pero el genio de mi Obstetra, Antonio Saugy, me decía con esa paz y tranquilidad que lo caracteriza:… “tranquila, te doy una buena noticia: no hay registrados casos de bebés que se hayan quedado en la panza de mamá” jajaja. Y con una sonrisa, hacíamos el tercer monitoreo, todo iba bien…. Solo que me dijo: si Carlota no viene antes del lunes, el martes le mandamos la notificación de desalojo (me iban a inducir). Qué miedo, no quería saber nada con eso, con todo lo que había leído, de lo que me había informado, quería que mi parto sea eso, un parto. Que todo se desencadene de manera natural. Por eso lo elegimos a Antonio, porque sabia que es de esos médicos que respetan la gestación, que respetan los tiempos de la mamá y del bebé, pero bueno, por otro también lo cierto es que la gorda no se podía quedar forever en el spa del útero. Se ve que la estaba pasando muy bien!
 
 
Creo que fue tanto lo que me mentalicé, que no quería saber nada con una inducción, que un día, ya en la semana 40.4, arrancaron las contracciones… nada raro, para nada dolorosas, pero muy dispares. Ufa!! Y cuando arranca “el baile” dije yo. Siempre tenemos miedo antes lo desconocido, no? Y tanta espera no hacía más que acrecentar esa incertidumbre de “Cómo será el dolor?” “Me daré cuenta que rompo bolsa?” “Y si no rompo bolsa?” “y si no me puedo bancar las contracciones”? “Cómo se cuando correr a la clínica?” “Hay que correr a la clínica?” “Cuándo le aviso al doctor”? “Tengo que hacerme una enema?” “Tengo que comer menos antes de parir”? “Es normal que la beba ya no se mueva tanto?” “Y qué pasa si se da vuelta a ultimo momento”?? De qué se trata esto de parir? Uf!! Asi estaba… no podía más. Por momentos me sentaba en mi colchoneta, hacia los ejercicios que me enseño Vicky, escuchando los mantras y con las velitas encendidas… los miedos se iban y la tranquilidad se apoderaba de mi… Bueno, se hizo de noche, de ese laargooo día… las contracciones habían cesado, por lo que tanto Antonio, como la partera, Vanesa, me dijeron, anda a dormir, mañana hablamos.  Cené solo gelatina, es impresionante como el cuerpo naturalmente se va preparando para El Momento.
 
 
Sas!!! A las 3.30 am, me despierto con la bolsa rota, me paro y otro SAS!!! Charcazo de agua… que digo Agua? La Garganta del Diablo en Iguazu un poroto…. WOW!! Dije, esto debe ser lo más parecido a romper bolsa (si, y yo que pensaba que no iba a darme cuenta, jaja que ilusa), ahí mismo, me salio reirme… jajaj para nada nerviosa me puse, el que si lo estaba era Mr. Hubby. J Comunique todo lo que pasaba a Vanesa y Antonio y me dijeron, llama dentro de dos horas… dos horas a pleno con las contracciones, que pasaban con muchos ejercicios, movimientos de pelvis, en cuatro patas, siempre! Apoyandome en la esquina de la cama… con las velitas, y con los mantras. Sabia lista que arme en Spotify. En un momento, me meti en la ducha, y con el chorro de agua calienta en la cintura, pasaban… mientras tanto Mr. Hubby apuntaba las contracciones. Se hicieron las 5 am… y yo sentía la cabecita de Carlota, “ahí”. Si! Ahí! Pidiendo pista. Las contracciones eran regulares y sostenidas, cada vez mas intensas, durante dos horas, cada 4 y/o 5 minutos. Con lo que le dije, vayamos saliendo a la clínica (más allá que recién a las 6 am nos encontrábamos con la partera para hacer el tacto). Llegamos al Sanatorio Los Arcos, a las 5.30 am, las barandas de la puerta me ayudan a seguir moviéndome… asi pase las contracciones, el Sr. De Seguridad me dice “Sra. Le acerco una silla de ruedas?” NOOOOOOOOOO le dije! En ese momento entendí lo que tanto había leído, qué feo es sentirse observada estando asi. Tanto fue, que al subir al piso 10, me encerré en el baño de discapacitados (ese que es bien grande) a pasar ahí dentro las contracciones mientras llegaba la partera, no quería sentirme observada, los dolores eran cada vez más intensos.
 
 
Llego la partera!! Al fin! Me hizo el control y ya veníamos con 5 de dilatación. Me dijo  muy bien!! Ahora procedemos con la internación, quiere decir, ponerse el camisolín, la cofia y todo eso, para ir a la Sala de Parto. Qué? No vamos a Pre-Parto dije. No! Directo a Sala de Parto. Entramos a las 6.30 am, y les pedi que estemos con las luces apagadas… (si, seguía con ese deseo de que nadie me mire), y por supuesto con mis listas de Spotify, con los mantras… que luego derivaron en Fiebre de Sabado por la Noche… no me pregunten cómo, si llegamos hasta la lista “Exitos de los 70/80”. Es que estando en ese momento, los humores van cambiando, tanto es asi, que cuando estaba con dilatación 8, me pidieron que rotara, y que comience a pujar de costado… si de costado como haciendo un abdominal oblicuo… había que rotar la cabecita…. En ese momento al borde del desmayo de tanto dolor, Mr. Hubby que me abanicaba con la carpeta del médico (el vientito salvador!!) me ayudaba y me daba aliento junto con Antonio y Vanesa. Estabamos los 5 (Carlota incluida) con las luces tenues, esperándola. Pero en ese momento pedi el refuerzo… la analgesia! No podía más. Tanto miedo le tenia a la anestesia, miedo a que me bloqueen las piernas y no sentir nada, pero más miedo me dio cuando ya casi no podía controlar mi sudor, estaba al borde del desmayo. Me pusieron la bendita analgesia, que no es anestesia, y yo segui pujando de costado, sintiendo cada contracción, manejando mis piernas y todo mi cuerpo perfectamente. Hasta que de pronto, Antonio me dice: Con, bueno, ya llega Carlotita!!! Vamos. Segui haciéndolo asi que venis barbaro, pujando muy bien. Me puse de frente, se encendieron las luces, entró un arsenal de personas…. (esa parte es muy incomoda), pero Antonio me decía, solo me miras a mi y a Vanesa, bien concentrada en el movimiento: 1er Pujo: NO SALIO!!! Y yo le vi la cabecita….; 2do PUJO: NO SALIOOOOO!!!!!!!! Ay madre mía… qué dolor!. No podía más. Creo que sentí que me quebraba… esa era la sensación.  Y pensé bueno, ya está me quiebro pero mi beba nace sana y fuerte, cuando pensé eso: 3er PUJO: SALIO!!!!!!!! Con  la ayuda de otro médico que se puso encima mio… para bajarla, Mr. Hubby que me sostenia de atrás para que yo no suelte mis piernas… y fue así. Mágico…. SIN DUDAS LA MEJOR SENSACION DE TODA MI VIDA…. Verle su carita, me la apoyaron (sin cortarle el cordon) en mi pecho y la dejaron ahí, yo me la subia y sentía que algo se movia adentro, era la sagrada placenta que aun no había salido… y asi cortaron el cordon, la beba lloró! Milagroso y Mágico es poco. Sin palabras… el resto ya les contaré en otra entrada. Pero este es mi pequeño regalo para Baby Carlota en su cumple de Tres Meses… cuando sea grande y lea como la estuvimos esperando con tanto tanto amor!
 
 
No tengo palabras para agradecer a Antonio, con tanto amor que nos trato en todo momento, siempre aportando las sabias palabras. Y a Vicky por todo su amor y acompañamiento en la preparación para esa llegada. Hay mucho circo montado alrededor del nacimiento, lo cierto que es no es todo color de rosas, y es momento duro de afrontar en la vida de una mujer. Lo cierto es que, nadie es más o menos madre, por haber tenido parto, cesarea, peridural, inducción…. Etc. Cada una hace lo que se puede, siempre hay que velar por la salud tanto de la madre como del niño por nacer, respetando a cada uno. Los tiempos, las inquietudes, los miedos. Si bien es lo más natural del mundo, es todo muy traumático, y rodearse de las mejores personas que aporten sobretodo paz, hacen que ese trabajo de parto se desencadene lo mejor posible, porque si bien somos mamíferos, y nuestro cuerpo sabiamente esta preparado y responde en consecuencia, nuestros seres queridos, que nos acompañan, y también el obstetra y partera o doula que elijamos tienen que tener ese amor, comprensión y tranquilidad que la mamá necesita para dar a luz a su cría… No somos más que eso, mamíferos dando a luz! Gracias Carlota por convertirme en Mamá y gracias Mr. Hubby por haber formado esta familia hermosa a mi lado! ;) Los amo.
 
 
 
Pueden seguirnos en Instagram a Baby Carlota y a mi! ;)
 
XOXO
JB

contacto@josefabohemia.com
por Josefa Bohemia
Josefa Bohemia™ Mamá de Baby Carlota Diseño en accesorios // Asesoramiento de imagen personalizada // Lifestyle & Fashion Blogger // Fashion Lawyer. http://josefabohemia.com

NOTAS RELACIONADAS

#JBMAMÁ

A MI BEQUI (a.k.a Baby Rebeca)

A mi Bequi (a.k.a Baby Rebeca): Paradójicamente, en tiempos de calles vacías, de distancias obligadas...

#JBMAMÁ

REVISTA NACER & CRECER

Emocionada por compartir esta nota y ser chica de tapa junto a mis Babies! (Baby Rebeca y Baby...

¿Querés hacer un pedido especial?

¿No sabés con que combinar tu vestido? ¿Querés pedir en cantidad?
Viví la experiencia Josefa Bohemia, el diseño a tu medida. En JB podemos brindarte ayuda para tu momento especial.
Confeccionamos piezas únicas, restauramos joyas preciadas y renovamos accesorios que quieras conservar.

ESCRIBINOS POR MESSENGER #ExperienciaJosefaBohemia